ambiente para cenar

Crear un buen ambiente para cenar

Hoy veremos algunos consejos para crear un buen ambiente para cenar y ofrecer una buena velada a tus invitados.

Luces cálidas

Cuando vas a estar mucho tiempo con tus invitados en casa, la iluminación tiene que ser la adecuada. Lo mejor es dejar a un lado las luces muy fuertes y elegir unas más tenues. No hay nada como atenuar las luces para establecer un estado de ánimo tranquilo, es lo mejor que puedes hacer.

Encender velas

Las velas añaden movimiento y calor a la mesa. Es ideal tener muchas alrededor y quemar un par casi cada noche durante la hora de la cena. Esto no necesita ser un hábito costoso, ya que las velas de vidrio son super baratas y durarán mucho tiempo.

Servilletas de tela

Hay razones ecológicas para usar tela en lugar de papel, y todas ellas son claramente ventajas. Es única la sensación de una servilleta de tela sustancial en el regazo, además de que agrega un toque gracioso a la mesa. Una vez más, no necesitan ser caras, ya que en lugares como Ikea son realmente baratas.

colores cálidos

Utiliza colores cálidos, esto puede ser sólo una preferencia personal, pero siempre ayuda tener un punto de color caliente en la mesa. La comida tiende a ser cálida, además de que quedará genial con una flor o dos, o un trivet colorido y una toalla bajo uno de los platos. Una vez más – esto no tiene que ser algo lujoso, como la pieza central de un florista.

música de fondo

Por último, pero no menos importante, no olvides la música. ¿Cuál es tu música favorita para crear ambiente para cenar? Ten en cuenta que debe estar lo suficientemente baja para favorecer la conversación, además de ser del agrado de tus invitados. La música llena los silencios, y añade una sensación de movimiento a la noche.

¿Cómo ser un buen anfitrión en las veladas?

QUÉ HACER PARA SER UN BUEN ANFITRIÓN EN LAS VELADAS

Si vas a preparar una comida y o cena en casa, necesitarás saber algunos truquitos para que todos tus invitados queden maravillados con tu mesa y seas un buen anfitrión en las veladas. A continuación te muestro algunos trucos a seguir para ser un buen anfitrión:

Por llamarlo de alguna forma, el paso previo es saber si alguno de tus comensales es alérgico a cualquier ingrediente, de ello dependerá el tipo de comida a servir.

1.- ÉPOCA DEL AÑO.

Lo primero a tener en cuenta es la época del año en la que se va a ofrecer la comida o la cena, puesto que si es en meses que hace mucho calor no vas a servir a tus comensales, platos calientes.

2.- COCINAR

Cocinar sin mucho picante o sal, y sin ingredientes que pueden ser capaces de provocar gases. Esto es la regla más inquebrantable que debe tener un buen anfitrión.

3.- COLOR DE LA COMIDA

Parece una tontería pero el color de la comida dice mucho visualmente:

  • Verde: de vegetales, se asocia con una dieta más saludable.
  • Blanco: de lácteos, son ingredientes que aportan beneficios para el sistema inmunológico.
  • Naranja, amarillo, lima: estos colores de cítricos se asocian a las vitaminas.

NUNCA usar el color azul, puesto que no es muy común y el instinto por naturaleza es rechazarlo. Por ello intentar evitar productos con color azul-

4.- COLOR DEL PLATO

Es esencial tanto el contenido como el continente, es decir el color de la vajilla dice mucho en cuanto a percepción de los alimentos y de la cantidad a consumir.

5.- UN PLATO PARA CADA MOMENTO

Cambiar el plato entre entrante y principal es muy importante, puesto que si quedan restos del plato anterior pueden mezclarse sabores y el segundo plato no ser muy apetitoso.

6.- AMBIENTAR LA CASA

Una cosa que no suele hacer la gente, y siempre queda mejor; es ambientar la casa en función de la receta que has cocinado. Por ejemplo tener algún ambientador con olores que recuerden al país con el que vas a deleitar durante toda la cena.

7.- NO HACER GRAN CANTIDAD DE COMIDA.

Que siempre sobre un poco es mucho mejor que que falte, ya que si alguien está dispuesto a repetir pueda hacerlo, pero tampoco hay que hacer comida para 15 cuando tienes 8 comensales. Hay que racionalizar y medir la comida.

8.- POSTRE

Por último mencionar el postre, ha de ser llamativo, apetitoso, porque como bien dice un amigo mío “siempre hay un segundo estómago para el postre”.